Para empezar…

Una de las lecciones -profesionales-  inesperadas que te da la vida, en cuanto a las bondades de la humildad, la recibí no hace mucho de un ilustre investigador social…

Éste, al finalizar un estudio que había realizado  en mi centro de trabajo, me pidió que si le podía revisar el informe, para realizar un “control de estupidez”…Al principio pensé que llevaba demasiado tiempo hablando inglés, y por ello no había elegido correctamente la palabra. No se trataba de eso, la habia elegido intencionadamente, queria bajar del papel de “experto” , para que yo le facilitase mis opiniones de observadora participante y conseguir una revisión sin complejos.

Las comunidades virtuales tienen la capacidad de aumentar el conocimiento pues “muchos ojos ven pequeños errores”. También pueden facilitar el aprendizaje grupal -vicario-,  segun teorizan los psicologos sociales.

Quisiera que en este blog funcionase de forma participativa, que sirviese para ordenar, comentar y referenciar  pubicaciones científicas o divulgativas, casos prácticos, experiencias y noticias sobre el uso de los social media en salud.

Agradecer desde ya a los lectores su presencia y mas aun su participación.

Salud!

Esta entrada fue publicada en Varias secciones. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Para empezar…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *